Back to News

A pesar de su uso extendido, son muchos los que no conocen las diferencias entre el agua de mar y el suero fisiológico.

El suero fisiológico es una solución al 0,9% de cloruro sódico en agua, es decir, es el resultado de un proceso industrial.

El agua de mar es obtenida directamente del mar a través de un innovador sistema de filtraje donde se reduce el exceso de sal para hacerla compatible con la mucosa nasal. De esta forma, conserva todos los minerales y oligoelementos tan positivos para el buen funcionamiento de la nariz.

 

En este sentido, cuando vamos a elegir una determinada solución de agua de mar para por ejemplo, el cuidado de nuestra nariz, es fundamental tener en cuenta cuatro indicadores:

  • La pureza del agua: El agua de mar, en función de su localización tiene una mayor o menor pureza. Un buen indicador es la presencia de plantas en las que se cultivan organismos filtradores marinos, como ostras, almejas y mejillones. Estos moluscos se alimentan de microorganismos filtrando el agua.

Por otro lado, las grandes mareas mejoran la calidad del agua, ya que la oxigenan continuamente, lo que garantiza que su composición sea más rica.

  • La salinidad: El agua de mar se caracteriza por la presencia de sales marinas, nutrientes y oligoelementos que vienen determinados por su procedencia. Por ejemplo, la del Mar Mediterráneo contiene 39 gramos por litro, mientras que la del Báltico tiene 5 gramos por litro. El agua de mar es más beneficiosa si tiene una salinidad similar a la del cuerpo humano (9 gramos por litro).

Una de las zonas donde el agua de mar posee mayor calidad es la zona de la Bahía de Cancale, una pequeña ciudad bretona ubicada entre Saint Malo y el Mont Saint Michel.

Su localización entre acantilados hace que sea conocida por contar con las mayores mareas de Europa occidental, lo que convierte su fondo marino en una rica fuente de minerales y oligoelementos.

  • La osmolaridad: es la cantidad total de compuestos orgánicos disueltos en el agua. A partir de esta medida las aguas de mar se pueden clasificar en isotónicas o hipertónicas. Las isotónicas tienen la misma osmolaridad que las células de nuestro organismo, lo que se traduce en beneficios sobre el funcionamiento de la mucosa nasal.
  • Y, finalmente, el tratamiento: El procedimiento que se utilice en la extracción y procesamiento del agua de mar, así como en su almacenamiento, influirá en su calidad. Mantener un proceso de tratamiento adecuado tras su obtención es un imperativo para garantizar sus propiedades beneficiosas para la salud.

 

Existen dos tipos de agua de mar en función de la concentración salina:

  • Agua de mar isotónica : su concentración de cloruro sódico es la misma que el suero fisiológico. Las funciones principales son limpieza, descongestión , humificación y mantenimiento de la mucosa.
  • Agua de mar hipetónica: la concentración que tiene de cloruro sódico es mayor, hasta un 2 o 3% más. Esto hace que aumente su capacidad descongestiva por un proceso natural de ósmosis. De este modo disminuye la inflamación y el edema.

Uno de los usos más beneficiosos del agua de mar son los lavados nasales. Recurrir al agua de mar es el primer recurso ante una congestión nasal, sequedad de la cavidad interna de la nariz, sensación de picor o irritación, exceso de mucosidad.

Se puede utilizar soluciones de agua de mar tantas veces como se necesite dado que no altera la naturaleza de la mucosa nasal ni producen efectos adversos sobre la misma.

Además de un claro efecto descongestionante nasal,  actúa como hidratante natural de la mucosa debido a que cuenta con oligoelementos esenciales como el potasio, calcio, magnesio y sulfato que gracias a Su sistema de aplicación en forma de pulverización penetran la mucosa nasal ejerciendo los bien conocidos efectos beneficiosos.

En el mercado también las podemos encontrar en versión  Bebé, están diseñadas especialmente para los más pequeños de la casa , incluso hay fórmulas que añaden  Manganeso ,es la solución ideal para todos aquellos que sufren los efectos de la alergia como la sinusitis o la rinitis alérgica.

Las soluciones para lavados nasales especificas de agua de mar,destacan por su rápido efecto, seguridad y ausencia de efectos secundarios.

 

Eva Fernández Ribal

Farmaceutica