Por Real Decreto del 9 de noviembre de 1864, se crea oficialmente la plaza de farmacéutico del pueblo de Gelida. Por aquel entonces la población de Gelida la formaban 1500 habitantes.  Eran tiempos de cambios importantes, en 1865 se encontraba en plena construcción la iglesia, la rectoría, las escuelas y el ayuntamiento y, el 15 de abril de ese mismo año, se inauguró la estación de ferrocarril de Gelida.

El primer farmacéutico del que se tiene constancia es el Sr. Cosme Raguer que establecio la oficina de farmacia en la calle Mayor 49 donde ejerció entre los años 1861 y 1868.

En el año 1870 tomó posesión del cargo el Sr.Pere Munné i Valls (Sant Vicenç dels Horts 1843 – Gelida 1921) que instaló la oficina de farmacia en la calle Mayor 43. En 1881 se trasladó a la calle Barceloneta 7, se ha podido recoger una descripción muy ilustrativa de cómo era este establecimiento: “era un local de unos 25 m2, un aparador a cada lado del portal con una pequeña exhibición de los artículo propios, envases de reforzantes, alguna caja de pomada, hierbas de herbolario ,etc.  En el interior, había un mostrador con los típicos cristales viselados y una ventanita por la cual despachar las medicinas.  A lado y lado del local habían unos estantes con una bonita colección de botes de porcelana blanca con letras góticas de color azul que indicaban el contenido. Una lámpara presidía el centro y seis taburetes redondos de color Viena natural completaban la escena de una típica farmacia de pueblo de donde saldrían cientos de remedios durante muchos años…”

Pere Munné i Valls

Por motivos de salud, vendió la farmacia el 13 de febrero de 1892 al licenciado  Sr Ildefonso Mallat i Murillo (Lleida 1857-Gelida 1936), que continuó en el mismo establecimiento hasta el año 1936, año en el que fallece. El 25 de mayo de 1936 se traspasa la farmacia al Sr Lluis Ferrer Pi, que continua en el mismo local hasta el año 1940, año en el que traslada la farmacia a la torre modernista de la calle Rafael Galés 1 hasta el año 1965 , año que se traslada a la calle Mayor 31.

En enero de 1976 se traspasa la oficina de farmacia al Sr José Ramón Fernández López (Bembibre 1936-Gelida 1983), inspector farmacéutico municipal que ejerce como farmacéutico titular.

Coincidiendo con la llegada  del nuevo farmacéutico llegan también nuevos tiempos para la farmacia de Gelida, se moderniza con laboratorio de análisis clínicos y óptica  hasta el 24 de mayo del año 1983 fecha en la que fallece, haciéndose cargo su esposa Mª Eva Ribal Barrera (Pont de Suert 1947), actual farmacéutica titular de la Farmacia Central del municipio de Gelida.

Jose Ramón Fernández López