Back to News
Información
  •  

     

    Las vitaminas del complejo B y la vitamina C ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga y ayudan a mejorar el rendimiento físico. El zinc, el calcio y el magnesio son minerales esenciales que actúan de forma sinérgica con las vitaminas del grupo B y la vitamina C sobre el sistema nervioso, favoreciendo, así, la concentración y atención.

    Las vitaminas del grupo B intervienen en varios procesos clave para que tu cerebro funcione.

    Por un lado, las vitaminas B1, B2, B3 o niacina, B6, B8 o biotina, y B12, junto con el magnesio y la vitamina C, ayudan al correcto funcionamiento del sistema nervioso y al metabolismo energético normal. Eso significa que facilitan la obtención de la energía que necesita tu cerebro para un adecuado rendimiento mental.

    Por otro lado, las mismas vitaminas, junto con el ácido fólico, ayudan a la función psicológica normal. Y la vitamina B5 o ácido pantoténico, contribuye al rendimiento intelectual normal.

    En cuanto a los minerales, además del magnesio, el zinc es importante, ya que contribuye a la concentración, atención y memoria.

    Además, la vitamina C y el zinc son antioxidantes que protegen al organismo, y el calcio y el magnesio son minerales imprescindibles para la neurotransmisión y que contribuyen en el funcionamiento normal del sistema nervioso.

    Tanto las vitaminas del grupo B nombradas, como la vitamina C, el magnesio y el ácido fólico contribuyen a disminuir el cansancio y la fatiga. Por eso también mejoran el rendimiento físico. El magnesio por sí mismo favorece el funcionamiento normal de los músculos.

    Es importante que el aporte sea continuado, con una equilibrada alimentación, ya que tu cerebro debe rendir de forma constante, no sólo cuando tienes exámenes o picos puntual de mucho trabajo. Existen complementos nutricionales diseñados para dar respuesta a estas necesidades, ya que aportan vitaminas y minerales que complementan tu dieta y ayudan a tu cerebro en la ejecución de sus funciones cognitivas, como memoria, atención y concentración.

    El triptófano es un aminoácido presente en todas las proteínas. Es por lo tanto necesario para formar las proteínas de nuestro cuerpo. Forma parte del grupo de aminoácidos esenciales:  esto significa que nuestro cuerpo no los puede fabricar por sí mismo. Los aminoácidos esenciales, como el triptófano, deben ser aportados de forma externa, a través de la alimentación.

    El magnesiovitaminas del complejo B como la B6,son necesarios para un buen metabolismo del triptófano.

    ¿Para qué es el triptófano? 

    El triptófano juega un papel muy importante a la hora de regular el estado de ánimo, ya que es un precursor de la serotonina y ayuda a mantener los niveles adecuados de este neurotransmisor en el cerebro. Sin triptófano, nuestro cerebro no puede fabricar serotonina.

    Es la serotonina  la responsable de regular estados vitales como el sueño, el ánimo o el apetito, y su síntesis depende directamente de la cantidad de triptófano en el sistema nervioso central. Aportar  triptófano  puede ser   útil en situaciones de mayor estrés, ansiedad, decaimiento o cansancio, o bien cuando por diferente razones, no estemos obteniendo suficiente triptófano a través de nuestra dieta.

    REGULA EL ESTADO DE ÁNIMO

    • El triptófano es un aminoácido precursor de la hormona serotonina, sin el  que ésta no podría llevar a cabo sus funciones, entre otras, la de regular nuestro estado de ánimo, estimular nuestra función cognitiva y favorecer nuestra capacidad de concentración y nuestro rendimiento psíquico.

      Nuestro organismo necesita triptófano para producir serotonina. La serotonina es imprescindible para evitar situaciones de desánimo, e interviene en la formación de otros neurotransmisores como la dopamina o la noradrenalina, encargados también de regular estados anímicos o de concentración. Por ello, mantener unos niveles óptimos de triptófano, que ayuda a nuestro cuerpo a fabricar serotonina, es  importante para mejorar el estado de ánimo.

      En determinadas ocasiones, como por ejemplo en momentos de mayor tensión en el trabajo o cuando seguimos una dieta, la cantidad de triptófano  ingerida a través de los alimentos no es suficiente. En estos casos puede ser de ayuda facilitar a nuestro organismo un aporte extra de este aminoácido en forma de complemento alimenticio en comprimidos.

      Los complementos alimenticios ricos en triptófano, ayudan a recuperar de forma natural un estado de ánimo positivo en caso de decaimiento, al contribuir a la producción de serotonina.

      Un buen estado de ánimo nos ayuda a reducir la sensación de ansiedad en momentos de estrés agudo o después de algún acontecimiento que suponga un altibajo emocional: por eso, el triptófano contribuye a mejorar nuestro estado de ánimo.

      AUMENTA LA CAPACIDAD DE CONCENTRACIÓN

      • La falta de concentración es una sensación muy común, que puede interferir en  nuestra habilidad para realizar nuestras tareas. Hay personas que tienen problemas de concentración en su día a día: les cuesta mantener la atención, acabar las tareas u organizar bien su tiempo.

        Aunque los casos más habituales de dificultades para conseguir una buena concentración se encuentran entre los estudiantes jóvenes, también son muchos los adultos con ocupaciones demandantes que requieren una alta capacidad de concentración.

        La serotonina, hormona  que nuestro cuerpo sintetiza con la ayuda del triptófano, tiene un papel importante para mejorar la concentración.

        En algunas ocasiones, como en momentos puntuales de estrés o exámenes, no obtenemos a través de la alimentación las  cantidades adecuadas de triptófano que nuestro cuerpo requiere para la producción de  serotonina. En  esos momentos puede ser de ayuda un complemento nutricional con triptófano para alcanzar los niveles óptimos.

        Además, para que el triptófano se  sintetice correctamente y por lo tanto ayude a nuestro cuerpo a producir la serotonina que favorece la capacidad de concentración, es necesario disponer de la cantidad adecuada de otros nutrientes como el magnesio y vitaminas del complejo B, como la vitamina B6.

        Por esta razón, los complementos alimenticios con triptófano serán  efectivos si incluyen también en su fórmula estos nutrientes. Manteniendo los niveles apropiados de triptófano y  demás nutrientes implicados en la producción de serotonina en nuestro organismo,  es posible mejorar la concentración y estimular la función cognitiva,  incrementando el rendimiento en los estudios o el trabajo.

      En La Farmacia Central de Gelida, tenemos  productos que pueden ser de gran ayuda para ti, que contienen triptófano o vitaminas del grupo B estamos seguros de que te ayudará.

       

 

Eva Fernández Ribal

Farmaceutica