Back to News

 

Parches reductores de cicatrices de poliuretano microporoso . Protegen de la radiación solar sin necesidad de utilizar un fotoprotector. Funcionan también sobre cicatrices antiguas, consiguiendo su “aplanamiento”.
Si se tiene tendencia a cicatrizar con elevación o abultamiento de la cicatriz están recomendados,  ya que previenen y reducen la formación de cicatrices hipertróficas y  pequeños queloides. El masaje se puede realizar encima del parche sin necesidad de aplicar ningún producto.

 

Parches o láminas de silicona  Se recambian cada 24 horas. Indicados para cicatrices en zonas que no se exponen al sol, no ofrecen protección a la radiación e imposibilitan la aplicación de un fotoprotector. El masaje se realiza al cambiar un parche por otro.

Gel de silicona y protector solar (si la zona afectada está expuesta) alguno  incluye un dispositivo masajeador que ayuda a ablandar las fibras de colágeno en las cicatrices más antiguas. Se pueden usar en combinación con los parches, haciendo un masaje con ellos en el momento de recambiar el parche ( hay que limpiar y secar la piel muy bien para aplicar el parche).

 

La ventaja es que en zonas visibles como la cara, escote, manos, un gel transparente es más discreto que un parche, y el inconveniente de la disciplina que exigen, aplicación cada 12 horas y protección solar constante (el parche Trofolastin te lo pones y te olvidas durante 5-7 días). Se recomienda para heridas más superficiales y para zonas húmedas (axilas, labios) donde la aplicación de un parche es más complicada.

Aceites ricos en ácidos grasos esenciales como el ACEITE DE ARGÁN O ACEITE DE ROSA MOSQUETA. Permiten masajear la cicatriz a diario, cada vez que se aplican. Tratan, nutren y aportan flexibilidad y elasticidad a la piel.  Es  efectivo y conveniente utilizarlos al finalizar un tratamiento con parches. También es un tratamiento de elección cuando con el paso del tiempo la cicatriz aún se ve rosada, y es útil en heridas leves y pequeñas lesiones superficiales en niños. Su uso es muy agradable y aportan una gran sensación de confort. No protegen del sol y es necesario aplicar fotoprotector.

Cremas y sprays calmantes y reparadores, con alta concentración de dexpantenol, provitamina B5 o centella asiática. Funcionan bien sobre cicatrices recientes causadas por cortes leves, rasguños en niños, grietas. Algunos actúan sobre la fase de epitelización, como la BLASTOESTIMULINA o el CICAPLAST y son efectivos para aceleran la curación de cicatrices o grietas.

 

 

Eva Fernandez Ribal

Farmaceutica

 

fuentes, COFB