Back to News
Familia

Qué son?

Las quemaduras son lesiones de la piel producidas por el efecto de distintos agentes como el calor, la electricidad, el frío, el sol, productos químicos o la radioactividad. Cuánta más temperatura y más tiempo de exposición a uno de estos agentes, más profunda es la quemadura y, por lo tanto, hay más riesgo de complicación.

 

¿A QUIÉN AFECTAN MÁS A MENUDO?

El 70% de los casos de quemaduras afectan a menores de 4 años. Los niños son quienes las padecen frecuentemente por el desconocimiento del peligro y su curiosidad innata.

Las personas mayores, también son un colectivo susceptible de quemarse, ya que al envejecer se pierde sensibilidad y reflejos. Los accidentes domésticos, afectan en mayor medida a las amas de casa, que a menudo padecen quemaduras leves. Las de los hombres, en cambio, acostumbran a ser más graves, ya que se las hacen en ambientes laborales.

¿CÓMO DISTINGUIMOS SI ES PROFUNDA O NO?

La profundidad de una quemada va ligada a las capas de piel afectadas (epidermis, dermis i hipodermis) y condicionará las curas posteriores. Según el grosor de tejido perjudicado, las quemaduras se clasifican en tres grados.

Quemaduras de primer grado: afectan a la capa externa de la piel. Son superficiales y provocan dolor, quemazón, tirantez, enrojecimiento e inflamación.Las quemaduras de primer grado, las más leves de las tres, generalmente están causadas por un contacto breve de la piel con agua caliente, vapor, objetos calientes o por exposición excesiva al sol. Las quemaduras de primer grado provocan ampollas, inflamación, enrojecimiento y dolor.

Quemaduras de segundo grado y superficiales: afectan a la capa externa y algunas capas internas de la piel. Provocan dolor, enrojecimiento, inflamación y ampollas (flictenas).Las quemaduras de segundo grado (o quemaduras de profundidad parcial) son la consecuencia del contacto con productos químicos, líquidos o sólidos calientes o provocados por el incendio de la ropa. La piel puede aparecer veteada de blanco a rojo cereza y la quemadura es bastante dolorosa. Es común que la piel se ampolle.

Quemaduras de tercer grado: afectan a todas las capas de la piel, no son dolorosas (porque los nervios, que transmiten la sensación de dolor, también están estropeados) y producen un tono de piel blanquecino, oscuro o carbonizado.Las quemaduras de tercer grado (o quemaduras de profundidad total) pueden estar causadas por un contacto prolongado con líquidos o sólidos calientes, productos químicos o electricidad. La piel puede quedar carbonizada o correosa, o tener un aspecto muy pálido. Puede que el dolor sea menor o inapreciable debido a lesión nerviosa.

tipos-de-quemaduras

¿QUÉ DEBEMOS HACER CUANDO NOS QUEMAMOS?

Todas las quemaduras se deberían tratar rápidamente para reducir la temperatura de la zona quemada o para limpiar la zona de los productos químicos y minimizar así las lesiones de la piel y de los tejidos internos.

Tenemos que apartar la ropa si está muy enganchada a la piel o bien si la quemada es muy extensa.

Se debe lavar la zona afectada con agua durante un mínimo de 20 minutos a temperatura tibia, ya que la fría empeoraría la profundidad de la quemadura. El agua elimina agentes nocivos, reduce el dolor y disminuye el edema. El jabón que se utiliza, tiene que ser neutro.

lavar-quemaura

En las quemaduras de primer grado, se recomienda resfriar la zona y aplicar crema hidratando (áloe, rosa mosqueta) cada 2-6 horas durante 3-4 días. Las molestias desaparecerán en 4-6 días.

 

Las quemaduras de segundo grado y tercer grado las tienen que valorar un profesional sanitario. Si la quemada es extensa, tapad la zona para no perder calor corporal durante el desplazamiento.

En el caso de quemaduras eléctricas de alto voltaje, debe acudirse al hospital, aunque no haya lesiones visibles.

Siempre que se trate de un niño, dirigiros a un centro sanitario para que pueden hacer una valoración médica.

¿CÓMO PODEMOS VALORAR LA GRAVEDAD?

Hay tres factores que, combinados, determinan la gravedad de la quemadura: la extensión, la profundidad y la localización.

Cuánto más extensa y más profunda, más grave es la quemadura. Si la extensión y la profundidad son iguales,  será más grave si está localizada en la cara, cuello, manos, pies, genitales i/o articulaciones (rodilla, codo, espalda…) por las posibles secuelas y el mayor riesgo de infección. La quemadura pequeña no es, necesariamente, menos importante que una de más extensa. Dependerá de la profundidad y localización.

¿PODEMOS REVENTAR LAS AMPOLLAS?

Las flictenas son las bolsas de líquido que se forman en la piel a causa de una quemada.

Si es más pequeña de 1 cm y la piel que la recubre es gruesa, se recomienda no romperla. Si es más extensa, deberemos vaciar el contenido y retirar la piel que la recubre. Para aplicar esta técnica, necesitaremos material estéril (pinzas, tijeras…). Por este motivo, es aconsejable que os pongáis en manos de un profesional sanitario.

 ¿CÓMO PODEMOS PREVENIR LAS QUEMADURAS?

  • Manipulad con atención cualquier producto químico y evitad mezclas de las que desconocéis los efectos (productos de limpieza, etc.).
  • Manipulad con atención cohetes, petardos y fuegos artificiales. No los dejéis al alcance de los más pequeños.
  • No permitáis que los niños jueguen con encendedores, cerillas, etc.
  • Mantened a los niños alejados de la zona de la cocina y de la plancha.
  • Proteged los enchufes para evitar quemaduras eléctricas, principalmente si hay niños en casa.
  • Los mangos de las paellas y las ollas no deberían sobresalir si hay niños en casa.
  • Evitad las salpicaduras de aceite o de agua cuando cocinéis  utilizando tapadoras.
  • Proteged manos y brazos con manoplas cuando remováis líquidos calientes o manipuléis con el horno encendido.
  • Controlad la temperatura y homogenizad los alimentos calentados con el microondas (biberones, papillas, sopa…).
  • Proteged todos los objetos que sean fuentes de calor (luces, estufas, humidificadores de calor…).
  • Manipulad con cuidado las baterías de coche, ya que contienen ácido sulfúrico.
  • No manipuléis el motor de los vehículos en caliente (revisar piezas, cambio de aceite…).
  • No lancéis productos inflamables para avivar el fuego o las brasas, ya que hay peligro de deflagración.
  • Si os exponéis al sol, aplicad crema protectora solar adecuada a vuestro tono de piel treinta minutos antes de la exposición, después del baño y renovadla periódicamente aunque no sea un día soleado.

PASTA DE DIENTES: ¿MITO O REALIDAD?

Es recomendable no hacer caso a consejos que no provengan de una fuente fiable y que pueden empeorar el estado de una quemadura, como:

Remojar la quemada con agua helada o cubitos.

Aplicar crema de dientes.

Aplicar vinagre.

Aplicar alcohol.

Aplicar clara de huevo.

Si no sabéis qué producto utilizar, no apliquéis nada a las quemadas y consultad con un profesional sanitario.

 

Eva Fernández Ribal

Farmaceutica

 

Fuentes; COFB