Back to News
Cuidado infantil

 

 

Una de las consultas que atendemos con más frecuencia en el mostrador es la de los cólicos del lactante. Las mamás frente al llanto quejoso de sus bebés , no saben que hacer para calmarles y evitar el cólico.

Nosotros desde lafarmaciacentral de Gelida intentamos darles soluciones y tranquilidad explicandoles lo que os contamos a continuación.

Los bebés comunican y expresan su malestar llorando, esto puede deberse a gran cantidad de razones que van desde el hambre o el deseo de atención hasta enfermedades que comprometen la vida.

¿Qué hacer si el bebé no deja de llorar?

Es muy importante valorar cómo y cuándo se inició el llanto, si es o no consolable, síntomas acompañantes, la alimentación que recibe el niño y si su técnica es correcta etc .Aquí, es importante recordar la correcta preparación del biberón, lavarse bien las manos antes de su preparación y utilizar recipientes limpios. Los envases deben de estar libres de gérmenes . Siempre añadiremos primero el agua caliente, el agua nunca debe de hervir y si se  hace cómo máximo 1 minuto par evitar la excesiva concentración de sales, esta debe ser embotellada y de mineralización débil, a continuación se añade e un cacito raso de polvo  sin comprimir por cada 30cc de agua. enfriar rápidamente la fórmula para que el bebé no la encuentre demasiado caiente y le queme y usar inmediatamente antes de 30 minutos. se desechará cualquier resto de leche y no se aprovechará para la siguiente toma. Un llanto intermitente, con periodos de tranquilidad, puede deberse a hambre, sed, frío, calor, pañales mojados, cólicos del lactante, etc.

Un llanto excesivo e inconsolable asociado a otros síntomas (fiebre, vómitos, diarrea, etc.) puede significar que el bebé presenta dolor producido por alguna enfermedad. Es aconsejable en estos casos que el niño sea valorado por el pediatra para determinar el origen del llanto.

¿Qué son los cólicos del lactante?

Son episodios de llanto inconsolable e intenso, habitualmente por la tarde-noche. Se acompaña de enrojecimiento facial, abdomen abombado, flexión de las extremidades inferiores e hiperextensión de la columna. Nunca se asocia a vómitos, diarrea ni fiebre. En los periodos entre crisis el lactante está tranquilo y sin síntomas. La mayoría de los niños están sanos y tienen un crecimiento correcto. Aparece entre la segunda y la cuarta semana de vida y suele resolverse espontáneamente antes del sexto mes para la tranquilidad de los papás.

Su causa exacta se desconoce. Influyen varios factores: causas gastrointestinales ( inmadurez y alteración de la motilidad intestinal, factores hormonales, alteración de la flora intestinal…) causas psicosociales (sobreestimulación del lactante, técnicas de alimentación incorrectas), causas alérgicas (intolerancia/alergia a proteínas de la leche de vaca…)etc.

¿Por qué se produce el hipo?

Sus causas son numerosas. Las más frecuentes son alteraciones gastrointestinales (comida abundante, reflujo gastroesofágico, bebidas gasificadas, irritantes…). Causas menos frecuentes son: neurológicas, torácicas, metabólicas y tóxicas.

¿Qué se puede hacer para evitar el hipo?

El hipo suele ser transitorio. Si se descubre la causa se tratará ésta. Evitar que el niño trague aire mientras come. Comprobar para ello que las técnicas de mamar y tomar biberón sean las correcta, tendremos en cuenta que la tetina utilizada sea la correcta, existen tetinas antihipo, quizás sería la más apropiada o también biberones que tienen unos dispositivos que ayudan a evitar hipo. Si nota que mama muy rápidamente pare de amamantar, deje que descanse un poco y vuelva a iniciar la alimentación.

Después de dar de mamar o el biberón, colocar al bebé en posición vertical para que expulse el  aire. Evite las corrientes de aire y los cambios de temperatura.

 

Cómo hemos apuntado anteriormente cuando el bebé alcanza los 6 meses de vida, los cólicos suelen desaparecer.

 

colicos-del-bebeMasaje-del-cólico-del-lactante

 

El equipo de Lafarmaciacentral de Gelida ha seleccionado los mejores productos para tú bebé. Estamos seguros que te ayudaran.

Eva Fernández Ribal

Farmaceutica