Back to News
Consejos Mujer

Con la llegada del buen tiempo , cuando la radiaciones solares son más fuertes y es más fácil broncearnos por el simple hecho de pasearnos por la calle, observamos como en la farmacia empiezan las consultas por manchas que aparecen en la cara.

Normalmente estas consultas nos las realizan embarazadas, que notan como se les mancha la cara.

Debido a los factores hormonales propios del embarazo, se favorece la formación de más melanina, es común que aparezcan manchas (zonas hiperpigmentadas) en la cara (zona más expuesta al sol)  frente, pómulos, zona de mentón y labio superior ,durante el embarazo, esta situación es transitoria y se llama cloasma.

El mejor tratamiento es la prevención, utilizando diariamente una crema de protección solar de índice elevado, existen muchas texturas, tipo fluido,  brush con protección 50, así como barras protecc 50

Las futuras mamás toman nota del tratamiento a seguir para evitar la aparición de más manchas pero siguen preocupadas por las que ya tienen.

Después del parto puedes utilizar cremas despigmentantes a base de ácido kójico o cremas a base de ácido glicólico, estas cremas no se utilizarán durante el embarazo ya que pueden ser nocivas par el feto.

Una de las cosas que sí podrías  hacer es utilizar una mascarilla exfoliante una vez por semana, así conseguirás eliminar células muertas e impurezas, dándole a la piel mucha más luminosidad.

 

 

Eva Fernández Ribal

Farmaceutica